Tratamiento para la celulitis

¿Tienes celulitis y quieres acabar con ella? Yo estuve en tu misma situación, y busqué decenas de formas de acabar con ella. Y, aunque me costó, lo conseguí. Por ello, hoy, te muestro algún que otro tratamiento para la celulitis que funciona.

tratamiento para la celulitis

¿Cuál es el mejor tratamiento para la celulitis?

Antes de empezar a ver los diferentes tratamientos, debo decirte que, aunque los probé todos, sus resultados no fueron definitivos. Esto no significa que no funcionen. Funcionan un poco, y se consiguen mejoras, pero no son definitivas.

No se consigue eliminar al cien por cien la piel de naranja, que es el objetivo que yo tenía. Si quieres conocer cómo conseguí resolver definitivamente mi problema con la celulitis, te recomiendo que visites mi historia, donde hablo del tema.

No obstante, por si estuvieras interesada en otros trucos y procedimientos con los que se pueden lograr ciertos resultados, te muestro los tratamientos que probé, y cómo funcionan. Como verás, hay un poco de todo.

Tratamiento casero para la celulitis: dieta

El primer tratamiento anticelulítico, como es normal, es la dieta. Con una dieta de este tipo se pueden conseguir ciertos resultados, y algunos de ellos bastante buenos, siempre y cuando empieces tu dieta en las primeras fases de la aparición de la celulitis.

Una vez se llega a la segunda y tercera fase de la celulitis, la simple dieta no es suficiente para resolver el problema, y hay que acudir a soluciones más profundas.

La dieta se basa, esencialmente, en tomar diuréticos y una mayor cantidad de proteínas. De este modo, lo que se logra es que los adipocitos no engorden demasiado y, además, que haya cierta facilidad en la circulación de los líquidos.

La mayor ventaja de hacer una dieta como tratamiento para la celulitis natural es que no requiere mucho dinero, y tampoco genera demasiados problemas. Es una simple dieta, que está al alcance de cualquier persona.

La mayor desventaja es que, en muchos casos, no se puede llevar a cabo, porque las personas delgadas no quieren adelgazar más, y no se puede rebajar la celulitis a través de la dieta sin rebajar también el peso. Además, seguir una dieta siempre es complicado.

En la página que dedico a la dieta anticelulitis puedes encontrar más información acerca de cómo pueden ayudarte a combatir la piel de naranja.

tratamiento natural y casero para la celulitis

Tratamiento natural para la celulitis: ejercicio físico

El segundo tratamiento para la celulitis natural que probé (y que seguramente toda mujer con el mismo problema ha probado), son los ejercicios para acabar con la celulitis.

Existen multitud de ejercicios que prometen ayudarte a solucionar la celulitis, pero lo cierto es que no es nada fácil. Se consiguen algunos resultados, especialmente en las primeras fases, pero no es algo sencillo. Se necesita trabajar bastante.

No obstante, también tengo decir que, si eres una persona con un poco de actividad, y que no tiene una vida muy sedentaria, te puede resultar algo más fácil practicar los ejercicios que pueden ayudarte a rebajar la celulitis.

En la página que dedico a hablar del tema, de hecho, planteo algunos ejercicios que hacen que sea mucho más sencillo seguir un plan de ejercicio contra la celulitis, porque no son demasiado repetitivos, sino que se basan en cambiar de hábitos.

En general, las ventajas de los ejercicios son que tienen cierto efecto y, además, contribuyen a mejorar toda tu apariencia, haciendo que tonifiques los músculos. Tu salud también mejora, y eso conviene tenerlo en cuenta.

La mayor desventaja, no obstante, es que es un proceso muy lento y que requiere bastante tiempo al día. Es por ello que no es una solución para todas las mujeres, porque no todo el mundo se puede permitir unas horas de ejercicio al día.

En la página que dedico a los ejercicios para la celulitis puedes encontrar más información acerca de cómo pueden ayudarte a combatir la piel de naranja.

Tratamiento eficaz contra la celulitis: Mesoterapia

La mesoterapia es una técnica que consiste en utilizar inyecciones de medicamentos farmacéuticos y homeopáticos en la grasa de debajo de la piel. Es decir, justo en los adipocitos que hacen que aparezca la celulitis.

Gracias a esos diferentes productos, se consigue reducir un poco el tamaño de los adipocitos, y hacer que los líquidos circulen mejor bajo la piel, que es el problema que da lugar a la celulitis.

En mi experiencia, es un tratamiento anticelulítico que funciona bastante bien para reducir un poco la celulitis, pero, al llegar a cierto punto, es imposible reducirla más a través de este tratamiento.

No soy médico, así que no sé la razón a ciencia cierta, pero supongo que se debe a que por muchos fármacos que introduzcas, la grasa subcutánea no se puede eliminar así como así.

En cualquier caso, la ventaja de la mesoterapia es que es una técnica sencilla de utilizar y que permite rebajar un poco el nivel de celulitis que se padece.

La desventaja es que es un procedimiento que es un poco caro, y que, además, no permite eliminarla definitivamente, que es lo que todas buscamos.

En la página que dedico a la mesoterapia para la celulitis puedes encontrar más información acerca de cómo pueden ayudarte a combatir la piel de naranja.

el mejor tratamiento para la celulitis

Tratamiento anticelulítico: Electroestimulación

La electroestimulación, como su nombre indica, es la utilización de pequeñas corrientes eléctricas en diferentes partes del cuerpo para lograr diversos objetivos.

Normalmente se utiliza en la rehabilitación y en el entrenamiento, ya que contribuye a fortalecer los músculos (de hecho, lo inventaron los soviéticos para los astronautas). Sin embargo, también se puede utilizar para reducir la celulitis.

Con la electroestimulación sucede, más o menos, lo mismo que con la mesoterapia, aunque, en mi experiencia, la mesoterapia tiene unos resultados ligeramente mejores. La electroestimulación reduce un poco la celulitis, pero no mucho.

La ventaja que tiene la electroestimulación es que, además de reducir un poco la celulitis, te permite fortalecer el glúteo, algo que siempre viene bien (aunque eso puede conducir a que parezca que está remitiendo la celulitis, cuando no es así).

La desventaja es que necesitas comprar la máquina de electroestimulación, o acudir a clínicas especializadas que ofrezcan este servicio. En cualquiera de los dos casos, necesitas gastar bastante dinero… ¡algo que todo el mundo trata de evitar!

En la página que dedico a la electroestimulacion para la piel de naranja puedes encontrar más información acerca de cómo puede ayudarte a combatir la piel de naranja.

Carboxiterapia

La carboxiterapia basa en utilizar inyecciones de dióxido de carbono bajo la piel para que éste actúe directamente sobre los adipocitos, logrando pequeñas correcciones de la celulitis.

Se trata de un tratamiento para la celulitis que se aplica a otros problemas, también, no solo a la celulitis, y que es relativamente novedoso. Yo fui de las primeras en probarlo en España y, la verdad, los resultados no fueron malos, aunque tampoco eran lo que me esperaba.

Ni que decir tiene que, al ser de las primeras en probarlo, el precio que pagué fue notablemente alto, y eso me fastidió bastante, al ver que no tenía los resultados que yo esperaba (yo esperaba que se redujera del todo la celulitis, cosa que jamás ocurrió).

En general, la ventaja de la carboxiterapia es que es un procedimiento muy sencillo y que te permite reducir algo la celulitis. Está, más o menos, al nivel de la mesoterapia, pero no te permite eliminarla por completo.

La principal desventaja es que, puesto que todavía no está muy popularizado, es algo difícil de encontrar, y un poco caro (aunque ya ha bajado de precio respecto a cuando la probé yo). Además, no hay muchos estudios que garanticen que no tiene efectos secundarios.

En la página que dedico a la carboxiterapia para la celulitis puedes encontrar más información acerca de cómo puede ayudarte a combatir la piel de naranja.

tratamiento contra la celulitis

Radiofrecuencia

Es una técnica que se lleva utilizando desde hace bastante tiempo en varias áreas de la medicina. En el caso de la celulitis, se basa en utilizar las radiofrecuencias para disolver un poco la grasa de los adipocitos, y hacer que pierdan parte de su tamaño.

Es una técnica que funciona bastante bien, quizá un poco mejor que la mesoterapia incluso, pero tampoco permite acabar al 100% con la celulitis. Además, conviene señalar que también es un poco cara.

En general, la ventaja fundamental es que es la técnica de este tipo que más permite reducir la celulitis, lo cual, pese a que no la elimina por completo, es algo positivo. Además, es una técnica ampliamente utilizada y estudiada, y eso reduce el riesgo de efectos secundarios.

La desventaja es que es un poco cara por el equipo que se necesita y, por supuesto, que no permite eliminar la celulitis de forma definitiva, que es el objetivo que todas tenemos cuando nos sometemos a tratamientos contra la celulitis efectivos y eficaces de este tipo.

En la página que dedico a la radiofrecuencia contra la celulitis puedes encontrar más información acerca de cómo puede ayudarte a combatir la piel de naranja.

Drenajes linfáticos

Son una técnica de lo más curiosa. No puedo decir que no funcionen, porque funcionan (y bastante bien), pero hay que tener muy clara una cosa: son absolutamente temporales.

Lo que hacen los drenajes linfáticos es eliminar el exceso de linfa, es decir, de líquidos que quedan atrapados por el exagerado tamaños de los adipocitos. Eso hace que la reducción de la celulitis sea prácticamente instantánea (no definitiva, pero sí instantánea).

El problema es que, una vez vuelven los líquidos, la celulitis vuelve a hacer acto de presencia. Y los líquidos vuelven a aparecer en apenas unos días.

Por lo tanto, la ventaja del drenaje linfático es que es relativamente asequible y elimina bastante bien la celulitis, pero es totalmente temporal y no resuelve el problema de forma definitiva (y tampoco es su objetivo, en honor a la verdad).

En la página que dedico a los drenajes linfáticos anticelulíticos puedes encontrar más información acerca de cómo pueden ayudarte a combatir este problema.

tratamiento anticelulitico

Parches anticelulíticos

Por último, tenemos los parches, que, como su nombre indica, actúan contra la celulitis. ¿Cómo lo hacen? Liberando algunos fármacos y productos homeopáticos directamente a la piel, que son absorbidos y hacen su efecto.

Los resultados no son maravillosos, ni mucho menos definitivos. No son la solución para resolver el problema de la celulitis, pero sí que son una ayuda que la reduce un poco. Y, la verdad, en relación al precio que tienen, son la mejor opción de las aquí presentadas.

En la página que dedico a los parches anticelulíticos puedes encontrar más información acerca de cómo pueden ayudarte a combatir la piel de naranja.

Como puedes ver, buscar el mejor tratamiento para la celulitis puede ser una tarea bastante complicada, porque hay muchos que no funcionan. Pero los que te he mostrado aquí funcionan realmente bien. Y lo sé porque funcionaron conmigo.

¿Quieres olvidarte de la celulitis para siempre?

No soy médico ni tampoco nutricionista, pero he superado la celulitis por mi cuenta tras haber acudido a varios especialistas sin resultados aparentes.

Sufrí la celulitis durante mucho tiempo, no me atrevía ni a ponerme el bañador, hasta que encontré el modo de combatirla sin cirugía y sin tener que medir todo lo que como día a día.

Si quieres conocer cómo lo conseguí y qué puedes hacer para dejar de tener que sufrir por la piel de naranja todos los días, te recomiendo que le des un vistazo a mi historia personal.

QUIERO LEER TU HISTORIA Y SABER CÓMO LIBRARME DE LA CELULITISIr a Celulitis Nunca MásIr a Celulitis Nunca Más

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
Media: 4.7/5 de 3 votos.

LEER MÁS SOBRE CÓMO ELIMINAR LA CELULITIS