Tipos de celulitis

La celulitis es un problema que aparece en la mayor parte de las mujeres, y lo hace por motivos hormonales. La inmensa mayoría de las mujeres la sufrimos, y es conveniente saber qué tipos de celulitis existen para averiguar la mejor forma de resolver el problema.

tipos de celulitis

Tipo de celulitis: infecciosa

celulitis infecciosa

La celulitis infecciosa es una celulitis que, en realidad, es engañosa. Y es que su nombre no guarda mucha relación con lo que solemos entender por celulitis. Nada tiene que ver con la retención de líquidos o la piel de naranja.

En realidad, la celulitis infecciosa es una celulitis que aparece porque se tiene problemas de origen bacteriano, y que se produce a través del contacto con algún objeto, animal o persona contaminado.

Esas bacterias penetran en la piel, y provocan una infección. Por lo tanto, no tiene nada que ver con lo que habitualmente entendemos como celulitis. Para resolver el problema, basta con tomar antibióticos (pero hay que tomarlos, porque, de lo contrario, puede agravarse).

Tipo de celulitis: edematosa

celulitis edematosa

La celulitis edematosa es una de las más problemáticas, y se produce por la acumulación de líquidos a consecuencia de un problema en los sistemas linfáticos y circulatorios.

Este problema en la circulación provoca que no se pueda drenar adecuadamente el líquido que el propio organismo genera, y eso conduce, inevitablemente, a tener hinchazón, pérdida de sensibilidad, y, en ocasiones, dolor.

Por suerte, aunque este problema es más grave que la celulitis normal, tiene varias formas de ser resuelto. Por lo que te recomiendo que visites la página que dedico a la celulitis edematosa para que encuentres las respuestas que buscas.

Tipo de celulitis: orbitaria

celulitis orbitaria

La celulitis orbitaria es otra de esas afecciones que tienen muy poco que ver con lo que habitualmente entendemos por celulitis. Es una infección que se produce en las zonas que rodean al ojo, y que puede llegar a ser especialmente grave.

Si no se trata a tiempo, puede producir ceguera permanente, pero, en la medida en que se acuda al hospital, con unas pocas pruebas se confirma que se trata de cel. orbitaria, y se empiezan a utilizar antibióticos intravenosos.

Con ello, el paciente se recupera sin ningún tipo de dificultad.

Tipo de celulitis: periorbitaria

celulitis periorbitaria

La celulitis periorbitaria es, hasta cierto punto, la antesala de la orbitaria. Si la periorbitaria no se trata adecuadamente, puede extenderse al interior del ojo, y causar la celulitis orbitaria.

Sin embargo, la periorbitaria como tal no genera los problemas que sí causa la orbitaria. No hay dolor, ni pérdida de la visión, ni nada parecido. Sencillamente, se produce una hinchazón en el ojo, el párpado, y las zonas cercanas.

Su tratamiento, al tratarse de una infección, se basa en antibióticos, pero, a diferencia de la orbitaria, la periorbitaria puede tratarse en la comodidad del propio hogar, a través de antibióticos orales.

Pese a que es notablemente menos peligrosa que la orbitaria, conviene visitar al médico para que éste solucione el problema de raíz, y no haya ningún riesgo de que se desarrolle una orbitaria, la cual sí es peligrosa.

Tipo de celulitis: facial

celulitis facial

La celulitis facial es un tipo de celulitis semejante a los anteriores, en la medida en que se trata de una infección y no de algo parecido a lo que habitualmente conocemos como celulitis (es decir, nada que ver con la piel de naranja).

Se trata de una infección que puede aparecer tanto por una herida a través de la que entran bacterias o gérmenes, o por una serie de bacterias derivadas de caries u otros problemas bucales.

En este último caso, hay que tener especial cuidado, porque se trata de una celulitis facial odontógena que puede acabar provocando las llamadas Anginas de Ludwig, que pueden llegar a causar asfixia, por la cercanía a las vías respiratorias que existe.

No obstante, es un problema que se resuelve con cierta facilidad a través de unos simples antibióticos por vía intravenosa y, posteriormente, por vía oral. En el caso de que haya Anginas de Ludwig, será necesario, también, un drenaje.

Tipo de celulitis: preseptal

celulitis preseptal

La celulitis preseptal es una forma distinta de llamar a la periorbitaria. Se trata de una infección idéntica, que puede aparecer por las mismas causas. Por lo tanto, todo lo mencionado en el caso de la periorbitaria, se aplica aquí.

No obstante, si quieres saber más al respecto, te recomiendo que visites la página especialmente dedicada a este tipo de celulitis, donde hablo en profundidad de ésta, explicando qué es, sus causas y su tratamiento.

Como puedes ver, existen varios tipos de celulitis, razón por la que es conveniente conocerlas para saber qué soluciones son las más oportunas para nuestro caso concreto. Espero que esta información te haya resultado útil y le saques partido.

¿Quieres olvidarte de la celulitis para siempre?

No soy médico ni tampoco nutricionista, pero he superado la celulitis por mi cuenta tras haber acudido a varios especialistas sin resultados aparentes.

Sufrí la celulitis durante mucho tiempo, no me atrevía ni a ponerme el bañador, hasta que encontré el modo de combatirla sin cirugía y sin tener que medir todo lo que como día a día.

Si quieres conocer cómo lo conseguí y qué puedes hacer para dejar de tener que sufrir por la piel de naranja todos los días, te recomiendo que le des un vistazo a mi historia personal.

QUIERO LEER TU HISTORIA Y SABER CÓMO LIBRARME DE LA CELULITISIr a Celulitis Nunca MásIr a Celulitis Nunca Más

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
Media: 4.8/5 de 4 votos.

LEER MÁS SOBRE CÓMO ELIMINAR LA CELULITIS