Cómo reducir la celulitis en piernas y glúteos

¿Tienes celulitis en las piernas y en los glúteos? Yo también la tuve. No tienes por qué preocuparte. Aunque te parezca que es imposible acabar con ella, se puede lograr. Y de eso te voy a hablar ahora mismo. De cómo reducir la celulitis en piernas y glúteos.

como reducir la celulitis en piernas y gluteos

Una explicación previa

Antes de empezar, debes tener en cuenta que, para acabar con la celulitis, hay que trabajar de forma global en todo el cuerpo. Es decir, es poco probable que consigas eliminar la celulitis de forma localizada.

Esto significa que tendrás que asumir los métodos que voy a proponer de forma general. Con ello, no solo reducirás tu celulitis, sino que también bajarás de peso, lo cual, seguramente, también te vaya bastante bien. Además, fortalecerás los músculos.

No obstante, también señalaré algunos elementos específicos para reducir la celulitis de las piernas y los glúteos. Pero debes entender eso, que la celulitis se consigue revertir (al menos en parte) aplicando medidas generales.

reducir la celulitis en los gluteos

Primer paso: La dieta

En primer lugar, para reducir la celulitis, se necesita cambiar la dieta. Como ya sabes, la celulitis aparece porque los adipocitos aumentan su tamaño, hinchándose de grasa, y dificultando la circulación de diferentes líquidos naturales.

Por ello, el primer objetivo para acabar con la celulitis (tanto localizada en los glúteos y las piernas, como la de otras partes del cuerpo), es reducir la ingesta de grasas y elementos que pueden acabar convirtiéndose en grasas.

Esos otros elementos son los carbohidratos, que son tanto o más peligrosos que las grasas, en mi experiencia. Al fin y al cabo, cuando ves un alimento rico en grasas, lo tratas con respeto, pero no lo haces así con un alimento rico en hidratos de carbono.

Y la realidad es que, si no quemas esos hidratos de carbono, acaban yéndose directamente a formar parte de las grasas (literalmente, se transforman en grasa).

Por lo tanto, lo primero que tendrás que hacer es adoptar una dieta más rica en proteínas. Las proteínas obligan al organismo a tener que “coger” la energía de las grasas acumuladas, reduciendo el tamaño de los adipocitos.

Con este sencillo cambio en la dieta, podrás reducir un poco la celulitis de todas las partes del organismo. Aunque, por supuesto, es una medida a largo plazo, porque el cuerpo tarda algo de tiempo en acabar con el exceso de grasa acumulada.

Si quieres más información sobre la dieta contra la celulitis, haz clic en el enlace anterior.

reducir la celulitis en las piernas

Segundo paso: El ejercicio

Por otro lado, y al hilo de lo anterior, tendrás que empezar a hacer ejercicio.

De nada sirve que reduzcas la cantidad de carbohidratos y grasas que tomas si después te pasas el día tumbada en el sofá. La idea es reducir la ingesta de calorías para que el cuerpo, cuando necesite energía, queme las reservas de grasa, y eso haga que los adipocitos reduzcan su tamaño.

Y, para que el cuerpo necesite energía y queme calorías, hay que hacer ejercicio.

Además, al hacer ejercicio, podrás fortalecer los músculos, lo que te ayudará a tener una mejor apariencia física y, además, al fortalecer los músculos y hacer más tersa la piel, contribuirá a reducir la celulitis.

En este sentido, el ejercicio es una forma global de acabar con la celulitis.

La recomendación, en este punto, es que no acudas al gimnasio. ¿Sorprendida? Deja que te explique lo que me pasó a mí.

Cuando me decidí a hacer ejercicio y bajar de peso y reducir la celulitis, me apunté al gimnasio… Y lo abandoné al cabo de una semana. ¿Por qué? Porque me frustraba. Veía a tanta gente con cuerpos de diez y yo tan gorda y fea…

En mi experiencia, es mejor hacer ejercicios más continuados y en el día a día, sin tener que ir al gimnasio.

Cosas tan sencillas como ir en bici al trabajo, subir y bajar escaleras, salir a pasear, etc. es algo que funciona mucho mejor a la hora de bajar de peso y eliminar la celulitis.

Además, estos ejercicios fortalecen, especialmente, los glúteos y las piernas, por lo que es especialmente útil para acabar con la piel de naranja situada en esas zonas.

Y, si prefieres ir más allá, te recomiendo que hagas algunos ejercicios específicos para acabar con la celulitis de las piernas y los glúteos, y no solo de forma general. En mi artículo sobre ejercicios para la celulitis, lo explico más detalladamente.

Tercer paso: Los diuréticos

Otro elemento que también conviene tener en cuenta a la hora de intentar eliminar la celulitis de glúteos y piernas es el de los diuréticos. Y este elemento, aunque también actúa de forma global, sí que se centra un poco más en estas partes del cuerpo.

La razón es sencilla: Los diuréticos lo que hacen es eliminar el exceso de líquidos del organismo. ¿Y dónde se acumulan la mayor parte de los líquidos del organismo? En las piernas y en los glúteos. Esa es una de las razones por las que aparece la celulitis.

Los diuréticos no te resolverán el problema de la celulitis de raíz, y, de hecho, cuando dejes de tomarlo, volverá a aparecer en poco tiempo. Sin embargo, si introduces en tu dieta los diuréticos de forma habitual, sí puedes notar una pequeña mejoría.

Los mejores diuréticos son el café y el té por el lado de las bebidas, la piña por la parte de los postres, el zumo de limón por la parte de los aderezos para las comidas, y la alcachofa en cuanto a alimentos.

Cuarto paso: Tratamientos caseros

Adicionalmente a lo anterior, puedes empezar a probar tratamientos caseros. Estos sí que tienen un objetivo localizado, puesto que puedes aplicarlos directamente a aquellas zonas donde tengas más celulitis. Por lo tanto, parecerían una buena opción para acabar con la celulitis en glúteos y piernas.

No obstante, tienes que tener en cuenta que estos tratamientos no son definitivos y no permiten eliminar totalmente la celulitis, solo reducirla. Sin embargo, eso puede ser suficiente para algunas mujeres, así que puedes tenerlo en cuenta.

Entre los diferentes tratamientos que hay, están las diferentes máquinas para eliminar la celulitis, los parches anticelulíticos, o las cremas anticelulitis.

En los anteriores enlaces podrás encontrar más información acerca de cada uno de los diferentes tratamientos.

Quinto paso: Tratamientos especiales

Por otro lado, también tienes la opción de los tratamientos para la celulitis específicos. En la página que acabo de enlazar los explico con más detenimiento y, además, hay una página entera para hablar de cada uno de ellos, porque es importante que conozcas todo al respecto.

Estos tratamientos son la mesoterapia, la electroestimulación, la carboxiterapia, la radiofrecuencia y el drenaje linfático. Todos estos tratamientos se utilizan, también, en otras áreas de la medicina, pero tienen un apartado especial para la celulitis.

En general, son tratamientos que no permiten acabar definitivamente con la celulitis, y que tienen un precio que para muchas mujeres puede ser alto. Sin embargo, si quieres reducir un poco más la celulitis y la piel de naranja localizada, son una opción a tener en cuenta.

El paso definitivo: Te lo cuento en Mi Historia

Con los cinco pasos anteriores, podrás conseguir una notable mejoría en tu celulitis. De hecho, si está en su primera fase, puede que consigas que remita por completo.

Sin embargo, si estás en la segunda fase, los pasos mencionados anteriormente no serán suficiente para acabar definitivamente con la celulitis, y necesitarás tomar medidas un poco más radicales.

Es por ello que, directamente, no te recomiendo que pongas en práctica los últimos dos pasos si ya estás con una celulitis de fase 2 o superior, especialmente que no pongas en práctica el último de los pasos. Gastarás dinero y el resultado no compensará.

En lugar de eso, visita mi historia, donde te explico la situación en la que yo estaba, con una celulitis muy avanzada, y cómo conseguí revertirla de forma total. A día de hoy, no tengo celulitis y puedo volver a ir a la playa sin pareo.

Si quieres saber cómo lo hice, te invito a que la leas.

Como puedes ver, la respuesta a cómo reducir la celulitis en piernas y glúteos no es excesivamente complicada. Tan solo se necesita seguir los pasos que he mencionado y aplicar los trucos. Te aseguro que podrás reducirla en un tiempo récord.

¿Quieres olvidarte de la celulitis para siempre?

No soy médico ni tampoco nutricionista, pero he superado la celulitis por mi cuenta tras haber acudido a varios especialistas sin resultados aparentes.

Sufrí la celulitis durante mucho tiempo, no me atrevía ni a ponerme el bañador, hasta que encontré el modo de combatirla sin cirugía y sin tener que medir todo lo que como día a día.

Si quieres conocer cómo lo conseguí y qué puedes hacer para dejar de tener que sufrir por la piel de naranja todos los días, te recomiendo que le des un vistazo a mi historia personal.

QUIERO LEER TU HISTORIA Y SABER CÓMO LIBRARME DE LA CELULITISIr a Celulitis Nunca MásIr a Celulitis Nunca Más

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
Media: 5/5 de 1 votos.

LEER MÁS SOBRE CÓMO ELIMINAR LA CELULITIS