Piel de naranja: cómo quitarla y eliminarla

¿Quieres quitar y eliminar la piel de naranja? Entonces, estás en el lugar adecuado. Te voy a presentar toda la información que necesitas para poder hacer frente a este problema que es de lo más frecuente en las mujeres.

piel de naranja

¿Qué es la piel de naranja?

Este es un problema que aparece en la mayor parte de las mujeres, y que puede hacer acto de presencia en varias partes del cuerpo, siendo las más habituales las piernas, los glúteos, los brazos y el abdomen.

Tanto es así que el 90% de las mujeres padecen este problema. Y, la verdad, es un problema que acompleja a la gran mayoría, porque impide verse bien, y, por ejemplo, cuando te pones el bikini, sientes que no estás tan atractiva como podrías.

Es por ello que conviene conocer todo lo que se pueda sobre este problema, de forma que se pueda intentar resolver. Ya sabes, la información es poder, y, mientras más sepas al respecto, más rápidamente podrás acabar con ella… ¡Porque, sí, se puede!

¿Cómo se origina la piel de naranja?

Aparece porque en nuestra piel hay unas células llamadas adipocitos. Estas células son las encargadas de almacenar la grasa, de forma que nos sirve, en parte, como protección frente a algunos golpes y, en parte, como protección contra el frío.

El problema es que, por varias razones, estas células adiposas pueden crecer más de la cuenta, haciendo que sobresalgan de la epidermis, y conformando esos pequeños nódulos que se vienen a llamar piel de naranja, que son visibles desde el exterior.

Para explicarlo con mayor claridad, vamos a ver las diferentes fases de su aparición.

causas de la celulitis

Fase de Ectasia circulatoria

En esta primera fase, los vasos dérmicos empiezan a dilatarse y se puede ver cómo la zona se muestra un poco más fría, hay pesadez en las piernas, y la zona tiene una apariencia más espesa y menos elástica.

En este punto es cuando los adipocitos están empezando a hacer presión, porque están creciendo más de la cuenta, por una gran cantidad de razones que mencionaremos posteriormente.

Este es un momento en el que se puede revertirla sin mucha dificultad, así que conviene que te des cuenta de si es tu situación, y empieces a trabajar en resolverlo. No obstante, siento decirte que, en la mayoría de casos, cuando nos preocupamos por ella, esta fase ya se ha superado.

Fase Exudativa

La fase exudativa es la fase en la que la dilatación vascular aumenta, y sale suero desde lo capilares al tejido subcutáneo. Durante este proceso, a los síntomas anteriormente mencionados, se les añade el dolor en la zona, y la aparición externa.

Este punto es importante controlarlo, porque pueden aparecer estrías y varices, además de cierta obesidad localizada. Conviene señalar que es una fase completamente reversible, aunque pueda tener cierta dificultad.

En la mayoría de casos, las mujeres que se preocupan por la aparición de esta afección lo hacen en esta fase, y es probable que tú estés en ella. Así que te recomiendo que visites mi historia, donde te cuento cómo pude superar y eliminar la piel de naranja.

Fase de Proliferación Fibrosa

En esta fase, las fibras de la dermis y de la hipodermis sufren la degeneración del colágeno interno de la piel, lo que hace que los adipocitos se llenen de triglicéridos. Esta fase empieza a ser más problemática que las anteriores.

En este punto, la piel está fría y seca, repleta de irregularidades (se hace más profunda y evidente). Las estrías pueden presentar un color nacarado y se nota una importante flacidez.

Esta fase es difícil de revertir, pero se puede conseguir si se lleva a cabo un tratamiento profundo y sostenido en el tiempo. Si estás en esta fase, te recomiendo que no pierdas el tiempo y acudas directamente a las páginas con soluciones de esta web.

Fase de Fibrosis cicatrizal

En esta fase, la compresión de los vasos y de los nervios de la zona hace que se altere la nutrición del tejido conjuntivo. Esto conduce a que haya serios problemas a la hora de enviar glucosa hacia los adipocitos, que siempre reclaman más de la que necesitan.

Como consecuencia de ello, además de la piel de naranja, se padece un sobrepeso localizado que va en aumento constante. Se calcula que, para reducir un kilo de peso de esta zona, hay que rebajar seis kilos de todo el cuerpo.

Es una fase que no tiene vuelta atrás. Se puede reducir el peso y reducir la grasa localizada, pero ya es irreversible, y no se puede hacer nada por remediarla.

como eliminar la piel de naranja

¿Qué factores hacen que aparezca?

Vistas cuáles son las fases de su aparición, podemos pasar a hablar de qué factores hacen que aparezca o no este problema. Vamos a detallarlos a continuación:

Mala alimentación

El primer factor que contribuye a que aparezca es la mala alimentación. La mala alimentación, excesivamente rica en grasas, azúcares e hidratos de carbono, conduce a que las células adiposas reciban un exceso de “alimentación”.

Con eso, lo que se consigue es que los adipocitos crezcan, y empiecen a generar los primeros problemas.

Es por ello que es conveniente contar con una alimentación saludable, que ayude a no “engordar” a los adipocitos, y consiguiendo, entonces, una menor presión de éstos sobre las zonas cutáneas superiores.

Sedentarismo

El segundo factor que hace que aparezca la piel de naranja tiene mucho que ver con el anterior. Y es que, si se consumieran muchas grasas y carbohidratos, pero se quemasen, se podría conseguir que no se produjera la celulitis.

Al fin y al cabo, los carbohidratos y las grasas son utilizados por el organismo para obtener energía. Así, si consumes 100 calorías de carbohidratos, pero las consumes en ese mismo día, no hay riesgo de engordar.

El problema es que nuestra sociedad se ha vuelto altamente sedentaria, y, en consecuencia, no quemamos las calorías que ingerimos. Eso conduce, inevitablemente, a que las grasas y los carbohidratos, por pocos que sean, se queden en el organismo.

Y eso, además de sobrepeso, nos provoca el engorde de los adipocitos.

Problemas hormonales

Por último, también es importante señalar que los problemas hormonales tienen un papel muy importante en su aparición. No todo tiene que ver con la alimentación y el sedentarismo.

No en vano, la mayor parte de los problemas aparecen, o bien en la pubertad, o bien durante los embarazos, o bien con la menopausia. Es en estas fases, en las que el cuerpo tiene cierto “revuelo” hormonal, en las que aparece la piel de naranja.

Es por ello que conviene controlar especialmente todos los factores que intervienen en la aparición de esta afección en estas épocas. Por ejemplo, será conveniente revisar la alimentación y hacer ejercicio cuando estés embarazada.como quitar la piel de naranja

¿Cómo eliminar la piel de naranja?

Por último, vamos a hablar de cómo eliminar la piel de naranja. Como verás, hay muchas opciones, aunque no todas son igual de efectivas. Yo he creado secciones en la web para explicarte cuáles fueron las que me funcionaron a mí, ya fuera en mayor o en menor medida.

Pero si quieres una solución radical y definitiva, te recomiendo que leas mi historia. Allí encontrarás el mejor tratamiento que yo encontré, y que recomiendo encarecidamente.

Pero, de momento, vamos a ver esos otros tratamientos que probé y que funcionan más o menos bien:

Ejercicios para la piel de naranja

En primer lugar, para eliminar la piel de naranja en las piernas y otras partes del cuerpo de las primeras fases, o para prevenir que aparezca, tienes que hacer ejercicio. Hay ejercicios concretos que pueden ayudarte a conseguir que la celulitis no aparezca o que se reduzca si es que ya la tienes.

Te recomiendo que visites la página dedicada a los ejercicios para la piel de naranja. Allí encontrarás información útil. En muchas ocasiones no es suficiente con el ejercicio, pero es una buena ayuda.

Remedios caseros para la piel de naranja

Otra página de esta web que es bastante interesante es la de los remedios caseros para la piel de naranja. En ella ofrezco todo tipo de soluciones que me recomendaron mi madre y mis abuelas.

Aunque parezca que los remedios naturales no son muy efectivos, hay algunos que sí lo son. Por supuesto, no son definitivos, pero son una buena ayuda.

Dietas para la piel de naranja

Las dietas anticelulíticas también tienen su espacio en mi web, porque las he probado prácticamente todas y, aunque hay muchas “dietas milagro” que no funcionan ni de broma, hay algunas otras que sí.

Al fin y al cabo, una dieta que reduce la cantidad de grasas y de carbohidratos que se consumen, ya contribuye a eliminar la piel de naranja. Como en los casos anteriores, no es suficiente para acabar definitivamente con el problema, pero es una buena ayuda.

Mesoterapia, electroestimulación, carboxiterapia y radiofrecuencia

La mesoterapia, la electroestimulación, la carboxiterapia y la radiofrecuencia son diferentes técnicas que se han puesto de moda en los últimos tiempos y que funcionan bastante bien.

El mayor problema que tienen es que son tratamientos un poco caros y que no terminan de resolver el problema al cien por cien. Sin embargo, son recomendables, y por eso tienen un espacio en mi web, porque los probé y algo hicieron.

Aquí puedes ver la página de la mesoterapia anticelulítica, la electroestimulación, la carboxiterapia y la radiofrecuencia.

Parches para eliminar la piel de naranja

Por último, también están los parches anticelulíticos. La mayoría de ellos se presentan como un producto milagroso que te elimina la piel de naranja de un día para otro, pero eso, como puedes suponer, es una tontería.

No obstante, sí es cierto que ayudan, y que pueden contribuir a que los adipocitos disminuyan un poco, consiguiendo que la rugosidad desaparezca un poco. Como en los casos anteriores, no es suficiente, pero ayuda.

Como puedes ver, quitar la piel de naranja es un problema que puede llegar a ser muy duro para una mujer, porque disminuye en gran medida la buena apariencia. Pero, gracias a esta web, podrás encontrar trucos y fórmulas para reducirla sin problemas.

¿Quieres olvidarte de la celulitis para siempre?

No soy médico ni tampoco nutricionista, pero he superado la celulitis por mi cuenta tras haber acudido a varios especialistas sin resultados aparentes.

Sufrí la celulitis durante mucho tiempo, no me atrevía ni a ponerme el bañador, hasta que encontré el modo de combatirla sin cirugía y sin tener que medir todo lo que como día a día.

Si quieres conocer cómo lo conseguí y qué puedes hacer para dejar de tener que sufrir por la piel de naranja todos los días, te recomiendo que le des un vistazo a mi historia personal.

QUIERO LEER TU HISTORIA Y SABER CÓMO LIBRARME DE LA CELULITISIr a Celulitis Nunca MásIr a Celulitis Nunca Más

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
Media: 4.3/5 de 4 votos.

LEER MÁS SOBRE CÓMO ELIMINAR LA CELULITIS