Drenaje linfático para la celulitis

¿Cuántas formas de acabar con la celulitis conoces? Seguro que muchas, y pocas de ellas efectivas. Pero hoy, te voy a mostrar una de la que no se habla mucho y que, pese a todo, es de las más efectivas. Se trata del drenaje linfático para la celulitis.

drenaje linfatico

¿Qué es el drenaje linfático para la celulitis?

El drenaje linfático es una técnica que se viene utilizando desde hace muchísimo tiempo para una gran variedad de problemas del organismo, especialmente aquellos relacionados con el exceso de peso, la flacidez, la celulitis y la retención de líquidos.

El organismo cuenta con determinados tipos de líquidos que circulan para que éste funcione correctamente. Sin embargo, en algunas ocasiones y por una gran variedad de factores, se puede dar el caso de que estos líquidos no circulen adecuadamente.

En estos casos, los drenajes linfáticos son muy útiles, porque permiten restablecer la correcta circulación y conseguir una mejoría general en una gran variedad de campos, que van, como ya he mencionado, desde el sobrepeso a la retención de líquidos.

¿Cómo funciona?

El drenaje linfático se puede llevar a cabo de dos formas distintas. En primer lugar, se puede practicar de forma manual. Es decir, mediante masajes, en los que el especialista “activa” la función drenante del cuerpo.

De este modo, se consigue que los líquidos vuelvan a circular bien durante un cierto periodo de tiempo, hasta que se vuelve a hacer necesaria otra sesión para que siga dando los mismos resultados positivos.

Por otro lado, también hay drenajes linfáticos que utilizan diferentes tipos de maquinarias y aparatos, pero, en general, no es más que una sofisticación del masaje drenante, en el que, en lugar de utilizar las manos, se utilizan rodillos u otros aparatos.

El resultado es esencialmente el mismo.

Como puedes suponer, para someterse a este tipo de tratamientos no es necesario contar con una preparación previa, ni se necesita un proceso como el preoperatorio de las cirugías. Simplemente, acudes a la clínica, y te aplican el masaje.

drenaje linfatico para la celulitis

¿Qué precio tiene?

El precio oscila entre los 20 y los 50 euros por sesión. Lo normal es que se necesite una sesión por semana, lo que significa que el precio mensual está entre los 80 y los 200 euros. Es uno de los tratamientos de este tipo más asequibles.

No obstante, debes tener en cuenta que el precio de los drenajes linfáticos para la celulitis puede variar, dependiendo de los siguientes factores:

  1. País: El primero de los aspectos que tienes que tener en cuenta a la hora de plantearte los precios para este tipo de tratamientos, es que el país importa. Aquellos países con menor capacidad adquisitiva tienden a tener precios más bajos para este tipo de tratamientos, sin que eso signifique que la calidad del servicio vaya a ser inferior.
  2. Área geográfica: El área geográfica en el que te muevas también es importante, porque dentro del mismo país puede haber una gran disparidad en el poder adquisitivo, y conviene tenerlo en cuenta. Si vas a una ciudad con un poder adquisitivo más bajo, el tratamiento puede salirte notablemente más barato.
  3. Prestigio de la clínica: Por supuesto, el prestigio de la clínica también es importante, y es uno de los factores que más afectan al precio. Por supuesto, aunque sea más caro, yo siempre recomiendo que se acuda a aquellas clínicas que tienen mayor prestigio, porque es tu salud lo que está en juego. Conviene no ir a lo barato en estos casos.
  4. Prestigio del especialista: Aunque el prestigio del especialista no es tan importante como el de la clínica en este tipo de tratamientos (a diferencia de los tratamientos de cirugía estética, donde el prestigio del cirujano sí es muy importante), también conviene buscar referencias y ponerse en manos de los mejores profesionales.
  5. Servicios extra: En cuanto a los servicios extra, conviene señalar que, en algunos casos, existen servicios tales como el apoyo psicológico, el diseño de planes dietéticos o de ejercicios, etc. que se pueden incluir en el precio. Tienes que tenerlo en cuenta a la hora de elegir la mejor opción para tu tratamiento.
  6. Número de sesiones: Por último, el número de sesiones también es algo relevante al hablar de la radiofrecuencia para la celulitis. En la medida en que cada persona tiene necesidades diferentes, puede que tú necesites más sesiones que otra persona, y viceversa. En general, mientras más sesiones, más barato es el precio unitario.

drenaje linfatico en piernas

¿Tiene algún tipo de riesgo?

Los drenajes linfáticos, en general, no tienen absolutamente ningún riesgo ni efecto secundario. Al fin y al cabo, no son más que masajes, se utilicen las manos o se utilicen máquinas específicas para darlos mejor.

En cualquier caso, sí debes tener cuidado de acudir a un especialista, porque un masaje mal dado sí puede provocar contracturas o algún otro tipo de problemas. Pero, si el profesional es bueno, no deberías tener ningún problema.

¿Es una solución definitiva?

No, no lo es. Y está bien que te lo diga así de claro antes de que corras a la clínica más cercana donde ofrezcan este tratamiento, porque vale dinero y no quiero que te lo gastes estando engañada.

El drenaje linfático para la celulitis no te va a ayudar a acabar al cien por cien con la celulitis. Te puede ayudar a reducirla un poco en algunos casos, sobre todo cuando está en las primeras fases, pero no te permitirá acabar con ella de forma definitiva.

Esto no significa que sea una mala opción. Simplemente, me gusta dejar las cosas claras, porque a mí me engañaron muchas veces cuando estaba intentando resolver mi problema con la celulitis: El drenaje linfático te ayudará a reducir la celulitis, no a eliminarla.

¿Y si quiero acabar al 100% con la celulitis?

Por suerte para todas las mujeres del mundo, existe una solución que sí te permitirá acabar con la celulitis de forma definitiva. Y se trata de una solución mucho más sencilla y asequible que el drenaje linfático u otro tipo de tratamientos “extraños”.

En mi historia, explico detenidamente en qué se basa esa solución, y cómo me ayudó a mí a resolver el problema de la celulitis, que tan amargada y acomplejada me tenía. Y te aseguro que yo probé todo tipo de soluciones milagrosas antes de llegar a esta.

Por lo tanto, si tu objetivo no es simplemente reducir un poco la celulitis, sino que quieres acabar con ella de forma definitiva, te recomiendo que visites la página que te acabo de mencionar, y descubres cómo lo conseguí yo.

Como puedes ver, el drenaje linfático para la celulitis es una forma óptima de resolver los problemas de piel de naranja en diferentes partes del cuerpo. Gracias a este método, podrás conseguir que tus glúteos luzcan mucho mejor cuando vayas a la playa.

¿Quieres olvidarte de la celulitis para siempre?

No soy médico ni tampoco nutricionista, pero he superado la celulitis por mi cuenta tras haber acudido a varios especialistas sin resultados aparentes.

Sufrí la celulitis durante mucho tiempo, no me atrevía ni a ponerme el bañador, hasta que encontré el modo de combatirla sin cirugía y sin tener que medir todo lo que como día a día.

Si quieres conocer cómo lo conseguí y qué puedes hacer para dejar de tener que sufrir por la piel de naranja todos los días, te recomiendo que le des un vistazo a mi historia personal.

QUIERO LEER TU HISTORIA Y SABER CÓMO LIBRARME DE LA CELULITISIr a Celulitis Nunca MásIr a Celulitis Nunca Más

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
Media: 1/5 de 1 votos.

LEER MÁS SOBRE CÓMO ELIMINAR LA CELULITIS