Celulitis periorbitaria

En esta ocasión voy a hablarte de la celulitis periorbitaria, un tipo de celulitis que se conoce bastante poco, pero que conviene tener en cuenta y disponer de información al respecto, para poder combatirla cuando detectemos que va a aparecer.

celulitis periorbitaria

¿Qué es la celulitis periorbitaria?

La celulitis periorbitaria es otro de esos problemas que tienen muy poco que ver con lo que comúnmente entendemos por celulitis.

Se trata de una infección que ocurre en el ojo y en la piel de alrededor, y que se suele dar en los niños menores de 18 meses, aunque, de forma más infrecuente, puede darse en personas de cualquier otra edad.

Se trata de una infección que puede aparecer después de haberte rascado el ojo o haber tenido una picadura de un mosquito o una avispa en una zona cercana, por ejemplo.

Las pruebas que se llevan a cabo para determinar si una persona tiene celulitis periorbitaria son las siguientes:

  1. Exámenes de sangre.
  2. Tomografía computarizada (en algunos casos).
  3. Reconancia magnética (en algunos casos).

¿Cuál es su causa?

La causa de la celulitis periorbital es la entrada de gérmenes o bacterias en una herida situada cerca del ojo. Eso puede producirse de muchas formas distintas. Anteriormente he puesto el ejemplo del rascado o una picadura, pero cualquier otra forma puede provocarla.

Si tienes la infección en un sitio cercano, como los senos prenasales, puede extenderse desde allí hasta la zona periorbital, dando lugar a este problema, también.

Síntomas

Entre los síntomas más habituales, encontramos el enrojecimiento de la zona circundante al ojo, así como en la zona blanca del propio ojo, y también cierta hinchazón del párpado y del propio ojo (así como de las zonas cercanas).

A diferencia de la celulitis orbitaria, este problema no genera dificultad en la visión ni causa dolor.

Es por ello que es menos frecuente que las personas que lo padecen acudan al médico, aunque conviene hacerlo, porque éste tiene que recetar un tratamiento para poner fin al problema.

Debes acudir al médico cuando el ojo se vuelve de color rojo o se hincha, así como si los síntomas empeoran tras el tratamiento. También es importante acudir al médico si aparece fiebre, o el ojo parece que se salga.

Por último, también es muy importante acudir al médico si se notan cambios en la visión o problemas relacionados con la vista cuando nunca los había habido.

Tratamiento

El tratamiento consiste en unos simples antibióticos por vía oral, aunque también pueden utilizarse por vía intravenosa o con inyecciones. En general, la primera opción es la más utilizada, porque permite al paciente irse a casa y superar allí la enfermedad.

En general, la celulitis periorbitaria siempre mejora con el tratamiento. En algunos casos excepcionales, la infección se disemina por todo el ojo, dando lugar a una celulitis orbitaria, que es aun más peligrosa.

Como puedes ver, como los demás tipos de celulitis, conviene tenerla muy a raya. Espero que esta información te haya resultado útil para conocerla un poco mejor y, de este modo, puedas combatirla cuando notes que aparece.

Ante cualquier problema de salud o en caso de necesitar consejo, debes acudir a un profesional médico. La información de este blog es complementaria y no debe ser tomada como asesoramiento profesional.

LEER MÁS SOBRE CÓMO ELIMINAR LA CELULITIS

Déjame un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *