Celulitis edematosa

En esta ocasión, voy a hablarte de la celulitis edematosa, una afección que conviene conocer en profundidad (como todas las demás), para que se pueda evitar, y, así, tener una buena apariencia física.

celulitis edematosa

¿Qué es la celulitis edematosa?

La celulitis edematosa es el más infrecuente de todos los problemas celulíticos que existen. Además, también es el tipo de celulitis más grave. Conviene tenerlo bajo control precisamente porque puede ir a más y generar graves problemas.

Se centra específicamente en las extremidades, y que se suele presentar entre los 20 y los 40 años, teniendo menos que ver con los procesos hormonales que los otros tipos de celulitis.

Por suerte, pese a que es la más grave de las celulitis existentes, es una de las que tiene más fórmulas para solucionarla. Por lo que, aunque está bien que te preocupes y actúes contra ella, no tienes que alarmarte más de la cuenta.

¿Cuál es su causa?

La celulitis edematosa aparece cuando se da un trastorno en el sistema linfático encargado de transportar los líquidos y las toxinas del cuerpo. Cuando este sistema no tiene suficiente capacidad para mover estos líquidos y estas toxinas, aparece la celulitis edematosa.

También tiene algo que ver con el sistema circulatorio, que el encargado de mover la sangre, pero en menor medida. Sobre todo, tiene que ver con el sistema linfático.

Cuando estos sistemas no funcionan tan bien como deberían, no se pueden eliminar las toxinas y el exceso de líquidos del organismo, lo que conduce a que haya problemas tales como la retención de líquidos, la hinchazón, el dolor y la pérdida de sensibilidad.

Síntomas

Cuando los sistemas anteriores no funcionan adecuadamente, el cuerpo empieza a retener más líquidos de la cuenta, se produce una mala circulación sanguínea y de los diferentes líquidos internos del cuerpo, y eso conduce a la hinchazón.

Dicha hinchazón no solo se presenta como tal, sino que implica cierta pérdida de sensibilidad en las extremidades afectadas, y también puede llegar a suponer dolor. Además de un cansancio generalizado a nivel muscular.

Al margen de esos problemas de salud, también aparecen problemas de apariencia física, en la medida en que las piernas empiezan a tener una apariencia excesivamente hinchada, lo que conduce a contar con una apariencia general amorfa.

Tratamiento

El tratamiento para la celulitis edematosa tiene diferentes apartados, y todos ellos pueden ayudarte a reducir tanto su aparición como su presencia:

  1. Alejarse del estrés: En primer lugar, deberías alejarte de tantas situaciones de estrés como fuera posible. Está demostrado que las situaciones de estrés conllevan problemas circulatorios y linfáticos, que son los que tratamos de evitar por todos los medios.
  2. Seguir una dieta equilibrada: Una dieta equilibrada también puede ayudarte a mejorar el funcionamiento de tu sistema linfático y circulatorio, por lo que será recomendable que acudas a un nutricionista para que te marque una dieta válida.
  3. Reducir el consumo de dulces: Los dulces (en realidad, todo tipo de carbohidratos), cuando se consumen en exceso, conducen a desequilibrios en el organismo, que se presentan, especialmente, con un peor funcionamiento del sistema linfático y circulatorio.
  4. Hacer ejercicio: El ejercicio puede ayudarte a eliminar el exceso de calorías y a fortalecer los músculos. Gracias a ello, se facilita la circulación de líquidos y de la sangre, compensando los problemas en los sistemas linfático y circulatorio.
  5. Realizarse masajes: Los masajes son uno de los mejores métodos para propiciar la correcta circulación de la sangre y los líquidos. Es conveniente realizarlos directamente sobre las zonas afectas, y con cierta fuerza, para que sus efectos sean todo lo potentes que cabría esperar.
  6. Tomar diuréticos: Los diuréticos son los productos contra la retención de líquidos por excelencia. No te ayudarán a mejorar el funcionamiento del sistema linfático en sí mismo, pero sí te ayudarán a evitar uno de los síntomas, que es la retención de líquidos.
  7. Visitar al médico: Por último, deberías visitar al médico, porque si tienes este problema a pesar de tener una buena dieta y hacer cierto ejercicio, puede implicar que tienes un problema más grave de lo normal en tus sistemas linfático o circulatorio.

Como ves, la celulitis edematosa es un problema que más vale tener bajo control, porque puede llegar a ser bastante perjudicial para la salud. De todos modos, con la información que te he dado, seguramente ya puedas prevenirte de ella, aunque deberías acudir a tu médico habitual para revisar su tratamiento.

Ante cualquier problema de salud o en caso de necesitar consejo, debes acudir a un profesional médico. La información de este blog es complementaria y no debe ser tomada como asesoramiento profesional.

LEER MÁS SOBRE CÓMO ELIMINAR LA CELULITIS

Déjame un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *