Carboxiterapia para la celulitis

¿Preocupada por la celulitis? Yo también lo estuve en su día, y no es para menos: La celulitis es uno de esos problemas que más pueden llegar a acomplejarnos. Por ello, quiero hablarte de un tratamiento que probé y que funciona muy bien: La carboxiterapia para la celulitis.

carboxiterapia para la celulitis

¿Qué es la carboxiterapia para la celulitis?

La carboxiterapia es una técnica que, en los últimos tiempos, se ha puesto muy de moda entre las mujeres que quieren mejorar su aspecto físico sin necesidad de recurrir a la peligrosa y costosa cirugía.

Se trata de una técnica en la que se infiltra de forma subcutánea CO2, en las zonas a tratar (en este caso concreto, para tratar la celulitis), de forma que se puede obtener un resultado muy localizado.

El CO2 que se utiliza en las clínicas es un gas estéril y que se administra a través de una aguja muy fina, y, con ella, se va administrando la cantidad de gas que hay que introducir.

Los beneficios del CO2 infiltrado, permite que se mejore la microcirculación de la zona, aumenta la vasodilatación, y estimula la formación de vasos sanguíneos nuevos. También estimula el drenaje linfático y tiene una acción lipolítica en los adipocitos.

¿Cómo funciona?

No requiere de preparación previa, a diferencia de la mayor parte de cirugías estéticas que sí que necesitan unos preoperatorios costosos e, incluso, aburridos.

Una vez la paciente se somete a la carboxiterapia, nota cómo se va extendiendo un pequeño hormigueo de la zona, según va entrando el gas. No hay más dolor que ese (y el del propio pinchazo de la aguja, por supuesto).

Conviene señalar que la carboxiterapia es dosis-dependiente. Es decir, que los resultados que se obtienen dependen enormemente de la cantidad de CO2 que se introduce, estando entre 500 y 1000 mililitros por sesión.

La cantidad de CO2 que se introduzca será determinada por el especialista, por lo que conviene buscar a aquellos que tengan mayor experiencia.

carboxiterapia tratamiento

¿Qué precio tiene el tratamiento con carboxiterapia?

El precio oscila entre los 30 y los 60 euros, y, teniendo en cuenta que se necesitan entre cuatro y ocho sesiones al mes, el precio final mensual oscilará entre 120 o 480€.

No obstante, debes tener en cuenta que el precio de la carboxiterapia para la celulitis puede variar, dependiendo de los siguientes factores:

  1. País: Uno de los factores más importantes es el país en el que te vayas a someter al tratamiento. Como puedes suponer, aquellos países que tienen una capacidad adquisitiva más baja, tienen precios más bajos por este tipo de tratamientos, sin que eso signifique que la calidad sea peor. Muchas amigas mías viajaron a Latinoamérica para hacerse diferentes tipos de operaciones, porque era mucho más barato.
  2. Área geográfica: Pero dentro del propio país también hay diferencias en los precios, porque también hay áreas con un poder adquisitivo más bajo. Así, no será lo mismo hacerse un tratamiento de carboxiterapia en el centro de Barcelona o de Madrid, que en una clínica de una ciudad secundaria, como podría ser Vigo o Murcia.
  3. Prestigio de la clínica: Otro factor muy influyente a la hora de determinar el precio de un tratamiento de carboxiterapia es la clínica donde te lo vas a realizar. Como puedes suponer, aquellas clínicas con mayor prestigio, tienden a ser más caras, como es natural. No obstante, yo recomiendo siempre que las clínicas que se elijan sean las de mayor prestigio, porque es tu salud lo que está en juego.
  4. Prestigio del especialista: El prestigio del especialista no es tan importante como el prestigio de la clínica, a diferencia de lo que sucede con la cirugía, donde el cirujano sí que es muy importante que sea bueno. Sin embargo, aunque no sea tan importante, también recomiendo que se preste especial atención a su trayectoria.
  5. Servicios extra: Los servicios extra que preste la clínica, tales como apoyo psicológico, servicios de enfermería, planes dietéticos o de ejercicio, etc. también afectarán al precio, por lo que tienes que comprobar si te sale más rentable adoptarlo todo junto o por separado. En algunos casos compensa una cosa, y en otros casos compensa otra.
  6. Número de sesiones: El número de sesiones también afecta al precio. En general, cuantas más sesiones tengas que realizarte, más barato será el precio de cada una de las sesiones. Y, como puedes suponer, el número de sesiones depende de tus características personales como paciente.

¿Tiene algún tipo de riesgo?

Existen numerosos estudios, desde 1992, que afirman que no hay ningún tipo de problema secundario, riesgo o peligro al utilizar las infiltraciones de CO2 para combatir la celulitis o cualquier otro tipo de problema.

De hecho, el propio organismo genera 200 mililitros de CO2 por minuto en estado de reposo, llegando a los 2000 mililitros cuando estamos practicando ejercicio. Es decir, el cuerpo ya está acostumbrado al CO2.

Además, en técnicas como la laparoscopia y la histeroscopia, se viene utilizando desde hace muchísimo tiempo la infiltración de CO2 en cantidades mucho mayores que las que se aplican en la carboxiterapia, así que puedes estar tranquila. No hay ningún riesgo.

¿Es una solución definitiva?

No, no lo es. Sé que te sabe mal leer esto tan a las claras, porque ya estabas pensando que habías encontrado una forma de solucionar la celulitis, pero tengo que ser sincera contigo. La carboxiterapia no te ayudará a acabar definitivamente con la celulitis.

Y tengo que decírtelo con esta claridad porque no quiero que creas que conseguirás algo, y luego te frustres al ver que no funciona. Además, las sesiones de carboxiterapia no son gratis, por lo que conviene dejar claros este tipo de temas.

Así, aunque la carboxiterapia para la celulitis te puede ayudar a resolver un poco la gravedad de la celulitis que padeces, reduciéndola y haciendo que sea menos visible desde el exterior, lo cierto es que no será suficiente para acabar con ella al 100%.

¿Y si quiero acabar al 100% con la celulitis?

Sí, hay una alternativa a la carboxiterapia que la resuelva de forma definitiva. Y puedo afirmarlo tan categóricamente porque la probé en mis propias carnes, y pude resolver el problema para siempre.

Pero la explicación de esa alternativa no cabe aquí y, además, como es tan importante, prefiero explicarla en profundidad en otra página. Es por ello que te recomiendo que visites mi historia, donde doy todos los detalles al respecto.

Allí podrás enterarte de la situación en la que estaba, cómo lo pasaba, cómo me sentía, y cómo probé absolutamente todas las fórmulas conocidas para resolver la celulitis… Sin éxito. Hasta que encontré la que sí funcionaba.

Como puedes ver, la carboxiterapia para la celulitis es una forma genial de reducir la piel de naranja en diferentes partes del cuerpo. Con ello, no tendrás que volver a estar acomplejada cuando vayas a la playa y te pongas el bikini.

¿Quieres olvidarte de la celulitis para siempre?

No soy médico ni tampoco nutricionista, pero he superado la celulitis por mi cuenta tras haber acudido a varios especialistas sin resultados aparentes.

Sufrí la celulitis durante mucho tiempo, no me atrevía ni a ponerme el bañador, hasta que encontré el modo de combatirla sin cirugía y sin tener que medir todo lo que como día a día.

Si quieres conocer cómo lo conseguí y qué puedes hacer para dejar de tener que sufrir por la piel de naranja todos los días, te recomiendo que le des un vistazo a mi historia personal.

QUIERO LEER TU HISTORIA Y SABER CÓMO LIBRARME DE LA CELULITISIr a Celulitis Nunca MásIr a Celulitis Nunca Más

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
Media: 4.4/5 de 7 votos.

LEER MÁS SOBRE CÓMO ELIMINAR LA CELULITIS